Somos otra escuela

Profesamos una filosofía de la educación que pertenece, hablando honestamente,  a las búsquedas de la humanidad pensante:

  1. Queremos una escuela como espacio donde la vida se convoca y se celebra en rituales diarios de palabra y alimento, de sueños y pensamiento, de lúdicas y afectos;
  1. Ejercemos el pensamiento como acto político devenido de la indignación y la esperanza, de la participación y la conciencia de los derechos;
  1. Aprendemos a deshabituarnos a la opresión y a las cadenas para librarnos de la tragedia;
  1. Entrenamos en la responsabilidad más alta, la de situarnos en el mundo con relecturas de la historia;
  1. Adoptamos la resistencia como una apuesta contra las mentiras de los sistemas y como ejercicio sublime de la dignidad humana;
  1. Practicamos pedagogías de emancipación de todo cuanto pretende robarnos nuestra sustancia humana;
  1. En tiempos de mediocridad colectiva, construimos una escuela que incita a la grandeza espiritual, a la emoción estética y a las profundidades éticas.
  1. Buscamos familias, estudiantes, maestras y maestros limpios de sentimientos y grandes de alma, máxime cuando, para desgracia de la humanidad, a la historia la ronda, como una bomba de tiempo, la rampante mediocridad colectiva que finca todo ideal en el tener y en el acumular.
Translate »